Los inversores de la gama RS aplican tecnologías innovadoras y componentes de alta calidad, dimensionados con un amplio margen respecto a las condiciones normales de uso, garantizando así una mayor fiabilidad y una amplia flexibilidad de funcionamiento. Están dotados de un innovador control digital de todos los estados de potencia, que garantiza una baja sensibilidad a las perturbaciones de la red, y están equipados con una serie de iconos LED en la parte frontal de la carcasa que permiten identificar inmediatamente el estado del sistema solar y una pantalla LCD que muestra la potencia instantánea producida y el código de alarma. Gracias a su amplio rango de tensión, pueden integrarse perfectamente en las más diversas condiciones de funcionamiento de la red eléctrica.

El diseño único e innovador, ligero y compacto, hace que los nuevos inversores Riello Solartech sean perfectamente adaptables en edificios de cualquier contexto estético. La carcasa de aluminio fundido a presión las hace especialmente ligeras y al mismo tiempo robustas, garantizando un grado de protección IP65 real, que también es óptimo para aplicaciones en exteriores.

Las principales características de estos inversores son la tecnología de refrigeración por convección natural, el autodiagnóstico inteligente con autoaprendizaje y la supervisión remota múltiple para el funcionamiento y el mantenimiento.

Los inversores Riello Solartech, desarrollados con soluciones tecnológicas de vanguardia, alcanzan un alto índice de eficiencia, con una eficiencia máxima del 97,6% y una eficiencia europea del 97,1%.

A esto se añade la tecnología de autoaprendizaje MPPT (Maximum Power Point Tracker) con un amplio rango y el umbral de tensión para suministrar incluso a una red de muy baja tensión.

Fáciles de instalar, tienen un funcionamiento intuitivo y un mantenimiento fácil e inmediato gracias a la interfaz de comunicación fácil de usar con Wi-Fi integrado para la conexión directa y el uso de APP/WEB para el control remoto, la configuración y la actualización del sistema. El Wi-Fi de doble canal integrado permite utilizar uno para la conexión local con una APP especial (RS Connect) para la conexión directa con el inversor, la configuración (autotest) y la consulta local y nocturna, y un segundo para la conexión con el router y la gestión de datos en la nube, a través del portal de supervisión RS Monitoring.